Opción Hoy


opción hoy


Chocolate que enamora 
Aparentemente es un solo producto, pero tiene cientos de aplicaciones y variedades. Liliana Molina, maestra chocolatera de Moré, heredó esta pasión y ofrece en su encantadora chocolatería todas las presentaciones de este dulce, además de cerca de 18 referencias de brownies y otras tentadoras golosinas: “tienes que probarlo todo para poder saber cuál es tu favorito”, agrega. 

En Moré son amantes del chocolate negro y del cacao colombiano, ingrediente de todas sus elaboraciones. Países del trópico como Venezuela, Ecuador y Colombia, son cuna de los mejores cacaos. La tendencia se enfoca en productos sin leche y con menos azúcar, para resaltar el sabor. También hay una búsqueda del origen “bean to bar” – o de la semilla a la barra – la experiencia de un buen cacao, que en las barras de chocolate pueda distinguirse la calidad de su cultivo. 

Cada chocolate es una historia, encierra un pequeño universo sensorial, irresistible para muchos. “Detrás hay todo un proceso de insumos, materiales y condiciones para trabajar que hacen que ese sea el resultado: un objeto precioso, muy bien elaborado y de muy buen sabor. El chocolate es felicidad”, dice Molina.